Porque NO necesitas una licencia de construcción:

En los siguientes casos si vas a hacer reparaciones menores o locativas, como por ejemplo: cambio de pisos, remodelación de baños, cocina, pintura interna del inmueble y redes hidráulicas, eléctricas o de gas.